Diseño

Diferencias y ejemplos entre un Logotipo, Isotipo, Imagotipo e Isologo (2020)

Un logotipo, imagotipo, isologo e isotipo no son la misma cosa. Cada uno cuenta con características peculiares. Averigua en este post las diferencias y ejemplos.
Oct 2020

La concepción y el diseño de un logotipo, isotipo, imagotipo o isologo no es una decisión sin importancia; además de reflejar a la perfección nuestra identidad y valores de marca, este debe ser memorable: en el mundo ideal, con tan solo mirarlo, nuestro posible cliente se sentiría atraído por el concepto, animándose así a averiguar más sobre nuestra marca y, finalmente, convertirse así en cliente definitivo. Y todo ello con tan solo una imagen o gráfico. Conoce más sobre las diferencias, características y ejemplos de un logo.

El diferenciador gráfico de una empresa (usualmente identificado bajo el nombre genérico "logo") solo es una parte de la identidad de marca. Se suele creer que el diseño del logo es lo que le da "alma" a una empresa. Esto no es del todo cierto. A pesar de la importancia que tiene un identifcador gráfico como el logo, el diseño del mismo debe guardar una cierta coherencia con los demás elementos que componen la identidad gráfica: la tipografía y los colores a usar, el eslogan, la página web y la papelería.

Por todas estas razones, son muchas las nuevas empresas que optan por delegar este delicado trabajo creativo en las manos de un profesional del diseño. Sin embargo, cuando el futuro empresario apenas si tiene nociones de diseño (o dicho de otro modo, ni siquiera sabe qué es un píxel o un vector), es muy probable que dicho proceso no sea tan fluido: el trabajo puede tomar más tiempo de lo esperado o el resultado final puede no concordar con lo solicitado en un principio.

Para evitar cualquiera de estos escenarios indeseables, lo más conveniente es saber con precisión qué es lo que deseamos obtener, qué es lo que beneficiaría más a nuestra marca, y, para poder responder a esta gran interrogante con certeza, es estrictamente necesario conocer la terminología detrás de la concepción y el diseño de una identidad gráfica coherente. A continuación te presentamos las diferencias (y algunos ejemplos) que existen entre los diferentes tipos de identificadores gráficos: logotipos, isotipos, imagotipos e isologos.

Diferencias terminológicas que sí importan: Logotipo, isotipo, imagotipo e isologo

El término logotipo suele emplearse de manera genérica para hacer referencia directa e inequívoca a la identidad gráfica de una cierta marca concreta. Hay algunos tan absolutamente memorables que, con tan solo verlos de pasada, nuestra mente inmediatamente los asocia a alguna experiencia de marca. Piensa en la palomita de Nike, en las dos G’s entrecruzadas de Gucci, o en el icónico pajarito azul de Twitter.

Cuando el grueso de la gente se encuentra con alguno de estos ejemplos, su mente no solo evoca el nombre de la marca, sino que también asocia esa imagen con emociones o experiencias precisas. Por ejemplo, el logo de Gucci nos invita a pensar en alta costura francesa: pasarelas, lujos parisinos, modelos enfundadas en prendas increíbles, etc. Lo mismo sucede con los otros dos casos. Estos ejemplos son el prototipo de un logo memorable y funcional, ligado a una fuerte identidad de marca.

Sin embargo, el uso genérico del término para referirse a toda imagen o gráfico que representa a una marca no es del todo exacto. Aunque las diferencias entre los cuatro términos son muy sutiles, conocerlas nunca está de más; puede marcar la diferencia.

¿Qué es un Logotipo?

Según el diccionario de la Real Academia Española (RAE) es un: “grupo de letras, abreviaturas, cifras, etc., fundidas en un solo bloque para facilitarla composición tipográfica”. En otras palabras, es la representación gráfica del nombre de una marca; este no contiene imágenes, símbolos o cualquier otro añadido: se limita a la tipografía que compone el nombre de una marca. Como podrás apreciar, se trata de composiciones sencillas cuyo único elemento distintivo es la tipografía.

Logotipo Skype
Logotipo Skype
Logotipo Fortnite
Logotipo Fortnite

¿Qué es un Isotipo?

A diferencia del anterior, los isotipos representan a la marca a través de un símbolo. En teoría, un buen isotipo debería de representar la identidad de la marca con total exactitud; la pretensión final es que el cliente potencial sea capaz de identificar los valores de la marca con tan solo mirar el símbolo que la representa. Por esta razón, el diseño de un isotipo es un trabajo complejo que se debe realizar en estrecha colaboración con el equipo o responsable de marketing.

Un buen ejemplo de un isotipo funcional es el símbolo de Apple: la distintiva manzana mordida. El gigante tecnológico inspiró su identidad corporativa en la figura de Isaac Newton y la historia de cómo este “descubrió” el problema de la gravedad al estar sentado bajo un manzano. Si lanzas una búsqueda en Google sobre la historia de este curioso isotipo, descubrirás que el primer identificador gráfico que Apple usó no tiene mucha relación con el símbolo que hoy emplean.

Esta es justamente la dificultad inherente a los símbolos: no siempre es posible decidir desde la fundación de la empresa cuál es la imagen que buscamos transmitir. No obstante, la lección que Apple nos da es permanente: con un símbolo tan sencillo como una manzana mordida, la compañía ha logrado transmitir de modo efectivo a sus clientes sus valores de innovación, simplicidad y eficiencia.

Logo Isotipo Chevrolet
Isotipo Chevrolet
Logo Isotipo Klasi
Isotipo Klasi

¿Qué es un Imagotipo?

Esta clase de representaciones visuales de marca contienen elementos tipográficos (el nombre de la marca), con alguna imagen o símbolo. Lo que diferencia a los imagotipos de las demás representaciones gráficas es que el texto y el símbolo se encuentran separados. Así, el cliente potencial se encuentra con dos elementos distintivos: el nombre de la marca y su símbolo.

Como podrás suponer, los imagotipos son una de las representaciones visuales más populares: una buena parte de las nuevas empresas suelen optar por un imagotipo como representación de su identidad de marca, puesto que combinan de manera sencilla los dos anteriores.

Logo Imagotipo Natural Food
Imagotipo Natural Food
Logo Imagotipo Klasi
Imagotipo Klasi

¿Qué es un Isologo?

Finalmente, los isologos son aquellas composiciones gráficas que combinan elementos tipográficos (el nombre de la marca) y un símbolo, pero a diferencia de los imagotipos, en el isologo no hay espacios entre la tipografía y el símbolo: ambos se combinan en un solo diseño. Y es que, los isologos, aunque un poco más complejos de diseñar, también son una opción relativamente popular.

A diferencia de los imagotipos, un isologo tiene una ventaja particular: al no emplear espacios entre la tipografia y el símbolo, la asociación que el cliente potencial hace a tu marca es directa, lo cual refuerza la identidad y presencia de marca sin importar el medio en el que te estés publicitando.

Logo Isologo Porsche
Isologo Porsche
Logo Isologo Burger King
Isologo Burger King

¿Qué tipo de logo elegir?

Como podrás darte cuenta, lo que diferencia a los cuatro términos son elementos muy sutiles; algo con lo que los neófitos del diseño no estamos familiarizados y, hasta cierto punto, no tenemos necesidad de saber.

Ahora que conoces las diferencias terminológicas, seguro te preguntarás cuál de los cuatro tipos de representación visual es la “apropiada” para una empresa que apenas inicia. Para esta pregunta no hay una respuesta única o correcta: son las necesidades de tu futuro negocio las que determinarán la clase de identidad corporativa que necesitas.

Es perfectamente posible lanzar tu negocio usando únicamente un logo (el nombre de tu marca, sin más elementos que una tipografía distintiva) como distintivo gráfico. Con el tiempo y conforme tu empresa evolucione, podrás crear un imagotipo añadiendo algún símbolo representativo de tu trabajo, o incluso emprender una campaña de rebranding. Este último es el camino por el que muchas empresas han optado con la llegada de la crisis del 2008. La gran ventaja del branding es que en este campo nada está escrito en piedra: con el tiempo las tendencias cambian, adaptándose a las nuevas necesidades del mercado.

Resumen

Cuando estamos inmersos en el proceso de creación de la identidad gráfica de una empresa, solemos tomar como punto de partida lo que ya conocemos: logos famosos, valores precisos o incluso emociones concretas que buscamos transmitir. Al momento de transmitirle a nuestro diseñador qué es exactamente lo que buscamos, suele ocurrir que no sabemos comunicar con exactitud qué es lo que queremos, usamos frases vagas como “inspirado en el logo de [nombre de compañía]” para transmitir nuestras ideas.

Aunque esto no es malo, sería mucho más fácil comunicar tus ideas si empleases los términos apropiados: si utilizas el vocabulario relevante, es más sencillo explicar qué es concretamente lo que buscas, lo que deseas para tu empresa. El diseñador conoce a la perfección estos términos, así que si ambos hablan el mismo lenguaje no solo evitas posibles malentendidos, sino que también acortas el tiempo de trabajo puesto que las revisiones se minimizan. Esta es la ventaja de hablar y pedir con claridad, pero, como hemos dicho, para eso primeramente es necesario tener claro qué se quiere.

Ahora que sabes qué es un logotipo y como se diferencia de un isotipo, un imagotipo y un isologo, te será mucho más sencillo comenzar a diseñar la identidad corporativa de tu marca. ¿Cuál de todos ellos es el que tu empresa necesita?

¿Necesitas asesoría en la creación de tu logo?

Nuestros colaboradores pueden ayudarte. Consulta a los diseñadores de nuestra plataforma.

Buscar